Explora el Mediterráneo

Explora el Mediterráneo

Cataluña y Barcelona se han convertido en uno de los destinos turísticos más visitados de España, sabiendo complacer a la gran mayoría de turistas: con una historia de las más antiguas de Europa, la capital, Barcelona, es la ciudad que nunca duerme y llena de encanto, y no vamos a olvidar las hermosas Playas de la Costa Brava, tan cercanas de Barcelona.

La variedad de tesoros artísticos, las iglesias románicas y los grandes personajes del arte moderno y la arquitectura como, Dalí, Gaudí, Miró, Picasso, hacen de Barcelona una ciudad única en Europa.

Tiene fama de ser la ciudad más moderna, cosmopolita y de vanguardia del país. Allá donde te encuentres podrás encontrarte con joyas de la arquitectura contemporánea y vanguardismo, tesoros de la antigua ciudad romana y medieval y diversos mercados.

La Costa Brava combina perfectamente montaña y mar. Se caracteriza por sus puertos, pueblos, historia, naturaleza y clima. Cuando hay buen tiempo, los hoteles de la Costa Brava están repletos, aunque siempre es buena idea alquilar un barco en Cataluña para conocer Cataluña desde una perspectiva diferente y más atractiva si cabe.
Su bello litoral rocoso y su buen clima atraen sin duda a los turistas que quieren conocer cada uno de sus rincones, desde Portbou hasta Blanes, pasando por cada uno de sus rincones  de playas rocosas y calas. El alquiler de embarcaciones en la  Costa Brava es sin duda una buena idea.

Día 1: L’Estartit – Palamós (20 mn)

En pleno corazón de la Costa Brava, desde la Marina de l’Estartit parten muchos barcos y veleros. Puedes ir al norte a Portbou o al sur a Blanes con todas las comodidades que un barco de alquiler que vientoaparente te proporciona. Deja atrás las Islas Medas para disfrutar de la fauna marina de la zona.


Día 2: Palamós – Sant Feliu (7,50 mn)

Navegando en un yate o velero de alquiler podrás disfrutar de las hermosas calas de Costa Brava, como Calella o Begur. Un tramo rocoso y escarpado con preciosas calas rodeadas de bosques de pino. Si fondeas en cualquiera de ellas podrás seguir con nuevas energías renovadas hasta Palamós, un centro turístico importante.

Conocer su playa principal o calas como la Cala Margarida rodeada por casas de pescadores, recorrer su paseo marítimo, ir al centro comercial o disfrutar de su ocio nocturno con bares y pubs en la zona portuaria son algunas de las muchas cosas que puedes hacer.


Día 3: Sant Feliu de Guíxols – Blanes (14 mn)

Sigue tu viaje hacia el sur, y después de dejar atrás Platja d’Aro llegarás a la antigua villa marinera Sant Feliu de Guíxols. Se comenta que Ferran Agulló se inspiró allí para crear el nombre de “Costa Brava”, tras contemplar las vistas desde la ermita de Sant Elm, ubicada sobre un acantilado a 99 metros sobre el mar. Si te acercas en verano podrás ir al Festival de la Porta Ferrada.


Día 4: Blanes – Platja d’Aro (16,50 mn)

Blanes es conocido como el Portal de la Costa Brava por ser el primer pueblo desde el sur. Tiene unas hermosas playas y calas, aunque sin duda uno de sus principales atractivos es el jardín botánico Marimurtra donde verás más de 3.000 especies provenientes de todo el mundo que se encuentra cerca de puerto.


Día 5: Platja d’Aro – Llafranc (10 mn)

Platja d’Aro es uno de los sitios con más movida en la Costa Brava. Pero también hay comercios, locales con ropa de marca y complementos y mucho más. No te pierdas su fiesta de Carnaval.


Día 6: Llafranc – L’Estartit (11,50 mn)

Por el norte encuentras Llafranc, uno de los núcleos costeros del Palafrugell. Desde allí puedes hacer excursión hasta el faro de Sant Sebastià. Cerca de allí hay una ermita y una hospedería del siglo XVIII. Disfruta de las vistas desde su mirador.


Día 7: L’Estartit – Les Medes

Tras conocer a las Islas Medas es momento de volver al puerto del Estartit donde disfrutar de ciertas actividades acuáticas como snorkelling o submarinismo. No te pierdas todo lo que puede ofrecerte la Costa Brava en tu barco de alquiler.

 

Reserva Ahora